martes, 21 de marzo de 2017

LA PRIMAVERA HA VENIDO Y NO SÉ CÓMO HA SIDO


Por lo visto la primavera llegó ayer a las 11:29, ¡qué precisión!, y veraderamente, yo no me he enterado de nada. Echo un vistazo al blog y veo que no lo actualizo desde hace siglos mucho. Y no es por falta de ganas, o igual un poco sí, quizás más bien por la de tiempo, o porque el que tengo, prefiero invertirlo en otras cosas de la vida real, que no es que ésta no lo sea.

Este curso, mi trabajo me quita mucho tiempo (que diría una amiga mía) y por aquí andamos finalizando ya el segundo trimestre y con el verano a la vuelta de la esquina, los días son más largos, las temperaturas van subiendo, aunque aquí donde vivo estos días el aire pareciera que nos va a llevar volando a todos, y espero, como decía un compañero mío, que me salgan algunas hojas verdes como al olmo seco de Machado y que la vida nos de una tregua. Los últimos tiempos no han sido buenos para la lírica, pero tampoco sería justo, ni honesto, decir que todo ha sido malo. He leído mucho, he terminado la serie Downton Abbey (me ha encantado por cierto, a ver cómo encuentro otra tan buena), he paseado bastante, tuvimos vacaciones de semana blanca entre el fin de febrero y el inicio de marzo y nos escapamos a Palma, en fin, que podría ser peor.

Ahora me queda lo más duro del curso, la recta final, pero también es cierto que pasa volando y que he programado con mis alumnos visitas y viajes que nos sacan (a ellos y a mí) de la rutina, en dos semanas estaremos por Toledo y Madrid y luego vienen escapadas más cercanas y paseos en barco. 

Si algo he aprendido de las rachas malas (que no han sido pocas últimamente) ha sido a crecer y a llevar mejor los envites de la vida, porque la actitud y el positivismo ( o la falta de él) con que nos enfrentemos a ellos cambian mucho la forma de afrontarlos. Así que últimamente me enfoco más en el lado bueno de las cosas.

Tengo muchas reseñas pendientes, estoy leyendo mucho sobre nutrición, libros como Vegetarianos con ciencia o Más vegetales y menos animales me están sorprendiendo muy gratamente, y no, últimamente mucha gente me pregunta si me he vuelto vegana, y la respuesta es no, eso sí trato de comer mejor y tomar alimentos que me aporten energía y no me la quiten. Podría decir que sigo una dieta casi vegetariana, pero no al 100 %, y por el momento, aún no sé si es mi intención.  Los relatos de Alice Munro y de Lucía Berlín han sido un descubrimiento magnífico sobre la escritura y sobre la vida, leer a Chimamanda Ngozi y sus ideas sobre el feminismo me ha hecho reflexionar mucho y me ha aportado buenas ideas y recursos para mis clases, The Time of my Life me ha hecho volver con añoranza a los ochenta y volver a ver alguna que otra peli de esa época. Prometo (sobre todo a mí misma) ir reseñando estos libros, por una parte porque no quiero olvidar sus lecturas y lo que me han hecho sentir y por otra parte para que otros lectores puedan descubrilos.

No hay mucho más que contar, salvo que trato de alejarme un poco de las redes sociales, del teléfono (aunque eso no es nada nuevo) y de aquellas relaciones que no me aportan nada o que sólo me dan disgustos (pero eso no os afecta a vosotros), y sólo quiero dejarme llevar y fluir con aquello que la vida me vaya trayendo.

Vuelvo pronto, feliz primavera a todos.

8 comentarios:

  1. a mí lo que me irrita mucho es el teléfono fijo en casa. la gente llama a todas horas, sin preocuparse de que puedan estar interrumpiendo algo...
    espero que lo paséis bien en las excursiones. siempre que veo a un grupo de alumnos de visita en algún museo o similar, me da envidia sana.
    a pesar de que ha empezado la primavera, en madrid ha refrescado. habrá que abrigarse de nuevo.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en nada igual si ves a un grupo numeroso somos nosotros, jeje.Un abrazo y gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  2. Me alegra saber de ti en esta entrada fugaz... lo de alejarse del teléfono y las RRSS yo lo suelo hacer los fines de semana y sienta muy bien para poner los cinco sentidos en las cosas que disfrutamos.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro beso para ti. Tengo ganas de echarle más tiempo al blog, pero en estos días no tengo mucho.

      Eliminar
  3. Aquí llegó la primavera también (lógicamente, que digo yo que llega al mismo tiempo en todos los lugares de este nuestro hemisferio), pero ha sido en plan tramposo porque hoy han bajado bastante las temperaturas en los Madriles, aunque ya sabes que a mí eso no me asusta, jajajaja. Ainssssss, ese trabajo que quita mucho tiempo, qué familiar me resulta. Me alegro de verte de nuevo por aquí, aunque está bien eso de desconectar de los cibermundos y vivir más en los de verdad. Y por supuesto me alegro de que intentes sacar lo positivo de las cosas que te pasan. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí también han bajado mucho, en la sierra ha nevado, el viernes se veía desde aquí. A ver si nos toca la primitiva y el trabajo deja de quitarnos tanto tiempo, jaja.

      Eliminar
  4. ay, esta primavera que viene y se va. yo necesito ya URGENTEMENTE vacaciones, supongo que sabrás de qué hablo.
    me quedé en la segunda temporada de downtown abbey y ahora me has picado así que lo mismo me pongo en semana santa. ya te contaré.
    los libros los tengo también pendientes, poco a poco.
    besos y que el positivismo te acompañe, que es verdad que a veces cuesta pero ayudar a llevar la vida (como decía mi abuelo, "el humor, que nunca falte")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en lo de las vacaciones te entiendo a la perfección, qué trimestre más largo.
      Te animo con Downtown Abbey porque cada temporada es mejor, fíjate que creo que la voy a volver a ver ahora en inglés.
      Seguiré el consejo de tu abuelo, porque o me lo tomo con humor o me lo tomo con humor, no me queda otra. Un beso.

      Eliminar

Cuéntame